¿Creciendo con amor o creciendo con violencia?


Hace unos días fui invitada a un taller para padres en el jardín donde asiste mi hija. El tema, "los límites que nos ayudan a crecer".Sinceramente no me hice muchas ilusiones (por suerte), sabía que la psicopedagoga a cargo, no es muy pro-crianza respetuosa, así que iba preparada.
Debo reconocer que esta señora tuvo un buen inicio, habló del límite desde el amor, desde el diálogo abierto, con sus debidas explicaciones, dejando interactuar al niño con su opinión y permitiéndonos nosotros como padres ver la mirada del niño. La verdad que en ese momento, hasta yo me lo creí.
Llegando al final de dicho taller, la licenciada a cargo no tuvo mejor idea que sugerir abiertamente, que en "última instancia, si el niño no hace caso,y agotamos todos los recursos... un buen chirlo, es necesario y educador" además dijo "el niño debe sentir en su cuerpo mi enojo, debe sentir la autoridad" ah!! pero no se crean que esta señora es una maltratadora de niños, no por favor!! Por suerte nos explicó la manera de como pegarle al niño sin hacerle daño!! "con la palma abierta en la parte media de la cola, un golpecito seco, no hace daño"
Uff! qué decir de todo esto? no sé que me dio más rabia,si los consejos de la pseudo-psicóloga o las madres aplaudiendo esos consejos, por otro lado las maestras avalando el maltrato infantil, y con sonrisa burlesca diciendo" es que son terribles! si no los frenamos ahora, cuando sean grandes nadie los para" me daban ganas de decirles ¿y a ustedes señoras... quién las para ahora?
Sentí tanta impotencia!¿por qué siempre terminamos demonizando a los niños por su comportamiento? Tanto cuesta darnos cuenta que los hijos son un fiel reflejo de nosotros los adultos? ¿cómo puede ser que se viva haciendo apología del Maltrato infantil?Y nadie diga nada!!! Nadie anda por la vida enseñando como pegarle a una mujer,a un anciano, o a un perro, pero la mayoriá opina que un buen chirlo a tiempo es lo mejor.¿Por qué lo que está mal para unos esta bien visto en un niño? a caso el niño no sufre, no siente dolor,?¿por qué siempre que hablamos de educar a un niño, lo relacionamos con golpes, insultos, penitencias, premios y castigos?¿o es que no somos capaces de cambiarla historia, que terminamos repitiendo lo que hicieron con nosotros?
Mientras tanto, un mensaje de texto llegaba a mi celular, "el hijo de la amiga de mi mamá había fallecido"...otra vez la inseguridad, otra vez un menor...
Me detuve en el tiempo pensando en ese joven lleno de sueños cuya vida habia sido arrebatada por la inconsciencia de otro menor, a la vez, recordaba tantos otros casos, donde los menores se involucran, como víctimas, o como delincuentes. Pensaba en esas familias destruídas a causa de la violencia.De esa misma violencia que era sugerida abiertamente a 80 padres.Esa violencia que ha sido semillada en cada una de las familias que estaban presentes. Y germinará en cada golpe, en cada insulto, en cada grito...violencia que dará sus frutos el día de mañana, cuando ese niño crezca y enfrente al mundo de manera violenta.
Muchas veces me pregunto ¿dónde fue que se perdió el rumbo de la sociedad?¿de dónde salió tanta violencia de repente?¿De donde nace esa violencia que nos hace sentir inseguros hasta en nuestro propio hogar?...de dónde?? de los amigos? de la escuela? de la familia?
O a caso somos todos responsables en cierto modo?¿cuántos veces hemos guardado silencio, hemos mirado hacia otro lado, hemos justificado lo injustificable, hemos callado por miedo, por respeto o simplemente por que nos enseñaron a no meternos.
¿Qué futuro nos espera?si la familia, base fundamental en la formación de todo ser humano, educa con violencia. ¿Qué sociedad estamos construyendo?
Ese día me di cuenta que no quiero ser más cómplice de nada, no quiero callar y no voy a permitir que me callen.Quiero otro mundo para mis hijas, otra calidad de personas, más humanas, más empáticas, que vean la vida como un verdadero regalo de Dios. Un regalo que debe cuidarse y disfrutarse como lo que es...el mejor de los regalos.
Basta de insultos, basta de referirse a los hijos como pequeños demonios, basta de amenazas, de chantajes, basta de premios, basta de chirlos, basta de bofetadas, Digamos Basta! Dejémos que nuestro corazon guie la razón a través de nuestro instinto sintiendo ese torrente de amor que nos recorre con sólo mirar la carita de nuestros niños. Sólo así, estaremos cambiando el destino del mundo.
Es hora de que empecemos a mirar hacia adentro y hacernos cargo de nuestras culpas, de nuestros sufrimientos, y dar lo mejor de nosotros como padres, como personas, como miembros de una sociedad más humana.Es hora de que aceptemos nuestros errores,y analicemos que semilla hemos sembrado en nuestra familia, la semilla del amor o la semilla de la violencia?.Y una vez ahi, con todas nuestras miserias a cuestas, miremos esa carita inocente y con un gran beso, pidamos perdón. Ése será el mejor legado para nuestros hijos.

Todavía estamos a tiempo de dar el primer paso a un gran cambio...tú hijo te lo agradecerá.
Felices Pascuas!



PD: He pedido una reunión con la directora y la Lic en cuestión.Luego les cuento como me fue...Besotes!

2 comentarios:

Pao dijo...

Excelente Valeria! Me encanto!
Ya quiero saber que te dice la directora y la licenciada! Por favor! Adonde vamos a ir a parar!!???
Lo ultimo que me hubiera imaginado es una licenciada enseñando a pegar un "chirlo sin dolor"...
Ahora, me pregunto, el chirlo en si, por la propia accion de pegar, duela o no fisicamente, no duele en el corazon? Mmm, nadie se lo pregunta? A nadie le importa?
Digo, tienen corazon???
Besotes! Sigo leyendote!

chose dijo...

Vale, precioso el texto. Desde luego es una pena que los profesionales de la enseñanza alienten actitudes tan violentas hacia los niños. Si les enseñamos con violencia serán violentos. Espero leer la respuesta que te dan. Besos